Hay que apoyar a los feriantes. Mueven la economía de Longaví.

Longaví: un encuentro con amigos

Seguro que nuestro auto lleva ya miles de kilómetros recorridos, pero nuestro desafío es estar en todos los rincones del Maule. Estuve en Longaví y pude reencontrarme con viejos amigos que me ayudaron en el pasado. Me contaron cómo va su vida, cómo la comuna cambió en todos estos años y que, pese al tiempo, no me olvidan y me apoyarán.

Estuve con los feriantes, esos que se levantan al salir el sol para poder producir,  con los  que vamos a trabajar arduamente. Es lo que puedo ofrecer.  Me duele que en  la calle la gente se acerque a decirme “deme trabajo”.  Eso no es lo que puedo hacer, porque no tengo empresa ni fortuna, pero si desde el congreso puedo generar iniciativas  que mejoren el desarrollo económico y así generar mayores fuentes labores.  No pararemos con energía y compromiso de mujer.