Ximena Rincón propone modelo de ciudades inteligentes para el Maule

Candidata al Senado dijo que para que los centros urbanos se desarrollen armónicamente, se requiere una política nacional de apoyo a la ruralidad. “Debemos detener el crecimiento demográfico y territorial de las urbes y ello se hará más fácil si somos capaces de transformar el campo en una alternativa de vida para los chilenos”, aseguró
La necesidad de que las principales urbes del Maule se transformen en ciudades inteligentes, es decir, con la capacidad de entregar a sus habitantes posibilidades de crecimiento económico, social y medio ambiental, a través de una adecuada gestión de los recursos naturales y ciudadanos, planteó la ex Ministra de Estado y candidata a Senadora, Ximena Rincón, quien destacó que el primer paso para tener núcleos urbanos sostenibles es una política que incentive el repoblamiento de zonas rurales.
“Tenemos un crecimiento demográfico y territorial inorgánico en nuestras ciudades, que debemos detener y ordenar. Ello pasa por hacer del campo una alternativa de vida para los chilenos, a través de estímulos en ámbitos como vivienda, trabajo y educación. Ello no sólo ayudará a repoblar la zona rural, sino que también tendrá un impacto positivo en zonas urbanas”, dijo la ex Secretaria de Estado.
En Chile, más del 85 por ciento de la población vive en ciudadades, lo que a juicio de Ximena Rincón impide un desarrollo sostenible “si no transformamos la forma en que construimos y administramos los espacios urbanos”. Agregó que es importante contar con “ciudades inteligentes”, que brinden espacios para el desarrollo integral, porque hoy la extrema pobreza se concentra en los espacios urbanos , sin los gobiernos nacionales y municipales puedan actuar eficientemente.
“Tener ciudades inteligentes no es sólo tecnología. Es mejorar la seguridad, es garantizar el acceso a viviendas seguras y con estándares mínimos de habitabilidad, es el mejoramiento de los asentamientos marginales. También es mejorar el transporte público, mejorar y ampliar r áreas públicas verdes y todo eso se hace con planificación participativa e inclusiva”, aseveró la aspirante al Senado.
Cabe señalar que más de la mitad de la población mundial vive hoy en zonas urbanas y si no se realiza cambios considerables, al 2050 dos tercios de la población mundial estará en las ciudades, lo que imposibilita cualquier posibilidad de desarrollo sostenible.
“Voy a volver al Senado para afrontar estos temas, los grandes temas país. No quiero ni mi interesa participar de discusiones políticas intrascendentes. Si no lo hacemos, las consecuencias serán muy cruentas para nuestros hijos y nietos”, concluyó.