Senadora Ximena Rincón pasa a la ofensiva: “Ahora falta la clase media”

La parlamentaria no quedó del todo conforme con el acuerdo que firmó el Gobierno con la oposición por las pensiones, pues faltaría modificar las tasas de interés y cambiar la tabla de mortalidad vigente.

“Se lo dije directamente al Presidente: por favor modifique las tasas de interés y cambie la tabla de mortalidad” y “algunos se alarman por un par de palabras políticamente incorrectas en un Twitter y no hacen ningún escándalo por una pensión de 100 lucas”, son parte de las frases que por estos días mantienen en la polémica a la senadora de la Democracia Cristiana, Ximena Rincón.

Un cambio en el lenguaje que, según dijo la senadora a EL DÍNAMO, fue para “exigir el aumento en las pensiones de más de 700 mil chilenos, ahora ya”. Pues tras el reciente acuerdo que firmó el Gobierno y la oposición, la senadora afirmó que quedan muchos temas pendientes, así como, “las pensiones contributivas de la clase media”.

“La clase media no fue abordada en el acuerdo, ni tampoco en la ley corta. Además en la Ley del Pilar Solidario hay que hacer precisiones para que no impactar negativamente las pensiones de este segmento (clase media), como por ejemplo, señalar expresamente que esto no va a impactar en el monto que puedan retirar las personas cuando se pensionan en el excedente de libre disposición”, complementó Rincón.

También hizo un llamado a “resolver el tema de las personas en situación de discapacidad”, porque “no hay claridad respecto del aumento de la Pensión Básica Solidaria por Invalidez”.

Senadora Rincón y la discordia por tabla de mortalidad

La tabla de mortalidad que se usa actualmente para calcular las jubilaciones ha sido cuestionada durante todo el debate del sistema previsional. En gran medida, porque -según algunas versiones que circulan en redes sociales-, consideraría una esperanza de vida por sobre los 110 años.

Lo que no es verdadero, ya que la Tabla de Mortalidad de 2016 actualmente vigente proyecta que las mujeres vivirán en promedio hasta los 90,31 años, mientras que la esperanza de vida de los hombres llegará en promedio a 85,24 años.

Lo que si es cierto es que existen los “110 años”, pero para pensionar a las personas que superaron el promedio de vida. Esto quiere decir que la tabla permite entregar la jubilación a las personas suponiendo que pudieran llegar a vivir hasta 110 años, algo que la Superintendencia de Pensiones considera “bajo”, ya que la OCDE lo sitúa a los 120 años.

Esto se da porque la Superintendencia de Pensiones exige que las AFP deben asignar un porcentaje de reserva al saldo acumulado en caso de que la persona jubilada viva más que el promedio de vida. Este remanente se utiliza para la jubilación de las personas que superan este promedio.

En este escenario, la senadora Rincón insistió en reducir “de 110 a 85 años la tabla de mortalidad”.

“Así lo dicen diversos informes de la misma Superintendente de Pensiones, esto mejorará los montos de los hombres en 15% y para las mujeres en 18%“, continuó.

Finalmente, llamó a que junto con la tabla de mortalidad se modifique la tasa de interés actual, pues, “si combinas las dos cosas en las pensiones de retiro programado la mejoría puede llegar hasta un 40%”.

“Son medidas administrativas, no requiere fondos fiscales, las tiene que tomar el Presidente y se requiere sólo coraje para hacerlo”, cerró Ximena Rincón.

Compartir vía:
Publicado en Noticias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *