“Los expertos ´economistas´ que empiecen a sintonizarse con el Chile real y dejen la comodidad de sus casas”

Días después de la promulgación de la ley que permitirá el retiro parcial de ahorros previsionales, el capítulo no ha sido cerrado y sigue siendo objeto de análisis. La congresista por el Maule, Ximena Rincón, detalló los mitos y realidades sobre la iniciativa.

El triunfo en el Congreso Nacional y promulgación de la reforma Constitucional que permitirá el retiro del 10% de los fondos de las AFP, trajo consigo diversas reacciones desde el plano económico hasta el político. Para la parlamentaria maulina, Ximena Rincón (DC), quien desde un inicio se cuadró con la iniciativa, más allá de los efectos a largo plazo, destacó el auxilio que será la medida para paliar la crisis socioeconómica actual.

Además de aquello, la legisladora relató cómo se vivieron los días previos a la votación y aprobación de la propuesta parlamentaria, en los que destacó el “pesimismo” demostrado por sus pares de oficialismo maulinos. Pese al triunfo de la ley de retiro de fondos, Rincón expuso que aún resta otra iniciativa pendiente como la reforma de pensiones que está en la Comisión del Trabajo.

«Creo que lo que ha ocurrido en el Parlamento, entre el día 22 y 23 de julio es de verdad histórico. Dos de cada tres senadores, o sea, 116 diputados de 150 han señalado que esta alternativa era la alternativa para ir en ayuda inmediata de la clase media. Esto ha derribado discusiones entre izquierdas y derechas y ha puesto a las personas en el centro de las decisiones”, indicó.

Comentó además que “lo que nosotros dijimos en marzo. Nosotros presentamos un proyecto de ley, pedimos el patrocinio del Ejecutivo y finalmente, los diputados hicieron de esto una reforma Constitucional y hoy día es ley de la República. El Presidente la ha promulgado el día de hoy y da cuenta de que es posible reconectar a la ciudadanía con la política y la política con el país. Por lo tanto, creo que hoy día se marca una inflexión que ojalá vaya en el sentido correcto».

Hubo rumores de veto presidencial del proyecto de retiro de fondos, antes de la promulgación. A su juicio ¿que incidió en la promulgación?
«La votación contundente en el Senado, que alcanza los quórums más altos de 2/3 y el quórum también alcanzado en la Cámara de Diputados, fue decisivo para aquello».

¿Cuál es el alcance real de la ley?
«Los alcances reales de esta ley, es que toda persona que tengan ahorros en la AFP, puede retirar hasta un 10%. Hay algunas excepciones que dicen relación con aquellos que tienen menos de 35 UF lo pueden retirar todo. Los que están sobre esa cantidad y hasta 10 millones, pueden retirar 1 millón de pesos y los que tienen más de 10 millones en adelante pueden retirar el 10% con un tope de 4,3 millones».

¿Cómo se vivieron los días previos a la votación? ¿Hubo tensión?
«Fue muy tenso, con los pares de la oposición la verdad es que no. Había una mirada común y compartida y con los parlamentarios de Gobierno, entre ellos, los vi muy tensos y algunos muy pesimistas. Yo voy a reservar los nombres, porque tendrán ellos que hablar sobre este tema, pero algunos, y uno en particular de nuestra región lo vi con un pesimismo que de verdad me impactó, porque no logro entender como no son capaces de sintonizar con las necesidades de la ciudadanía y de la necesidad de hacer cambios que den tranquilidad, den certeza, pero también que sean suficientes como para que hombres y mujeres de nuestro país nos sintamos partes todos de una comunidad».

Scotiabank estima que la inyección a consumo por retiro de 10% tendría un impacto positivo de 3% en el PIB del 2020 ¿Derriba eso proyecciones del Gobierno y Economistas sobre el tema?
«Yo lo dije en marzo. Cuando nosotros planteamos esta idea dijimos que esta iba a ser una inyección directa de recursos a la economía porque las personas no solo iban a poder pagar sus deudas, sino que además iban a poder hacer las compras de los insumos que les faltaban. Por lo tanto, a mí no me sorprende lo que ha salido el día de hoy en la prensa en las ediciones especializadas en la economía.

Derriba a los agoreros que lo único que hicieron fue argumentar en contra de esta iniciativa. Creo que es muy importante lo que hoy día ha salido. Yo le pediría a los expertos, entre comillas, economistas, que empiecen a sintonizar con el Chile real y dejen la comodidad de sus casas, de sus escritorios o libros y vean el drama que está viviendo nuestra comunidad, país y clase media».

¿Considera que en la ley surgieron más mitos que verdades?
«Creo que hoy día lo más importante es hacer de eso, una reforma que se implemente rápidamente a partir de los diez días de publicada, que la Superintendencia dicte los instructivos respectivos, que evitemos los fraudes. Ya están circulando mensajes de texto y correos pidiéndole a la gente sus claves o su RUT. Hay que tener mucho cuidado. Dejemos que la ciudadanía resuelva sus problemas con estos recursos, además de los recursos que el Ejecutivo va a tener que poner por encima de la mesa, para quienes no alcanzan para los que no tienen ahorros en sus AFP».

Sin embargo la recomendación de expertos ha sido no malgastar los dineros del retiro de fondos, ya que quizá no todos estén en situación de emergencia financiera ¿Coincide con ellos?
«Creo que todos los que conocen bien el sistema actual saben que muchos de los que tienen ahorros en el sistema hoy día, con 10%, sin 10% calificaban para pensiones absolutamente miserables. Yo pediría que dejemos de hablar de pan para hoy y hambre para mañana y que nos pongamos a trabajar, nos arremanguemos las blusas, las camisas, los chalecos en un sistema que revierta malas decisiones del pasado, que tome buenas decisiones hacia el futuro y pensemos que Chile es posible de manera distinta si todos y todas miramos el bien común y no los intereses particulares».

También resta legislativamente avanzar con la reforma al sistema de Pensiones ¿En qué está?
«Está en la Comisión de trabajo, el ministro de Hacienda ha entregado los estudios y proyecciones de lo que significa el 6%. Yo he pedido conocer ese estudio, aún no me llega, para poder estudiarlo con mi equipo. Nosotros vamos a seguir insistiendo en la propuesta adicional, a eso que tiene que ver con las tasas de interés técnico de retiro programado, las tablas de mortalidad, el factor de ajuste, las comisiones, la declaración y no pago, los paraísos fiscales, en fin, una serie de cosas que no están encima de la mesa y que nosotros vamos a exigir que se pongan.

Yo creo, al menos, que tenemos que mirar a un sistema parecido al australiano, donde existe un primer pilar garantizado, para todos aquellos que cotizan y luego viene un pilar adicional, para aquellos que ahorran más y que lo que persigue es incentivar el ahorro para garantizar una pensión más justa».

En la cuenta pública del Congreso Nacional, la presidenta del Senado y ustedes como parlamentarios destacaron la autonomía de la institución ¿Se sienten más reconectados con las urgencias y realidades de la ciudadanía?
«Creo que la presidenta del Senado dio un mensaje al Presidente de lo que pensaba respecto de la autonomía del Parlamento y tampoco fue dubitativa, ni poco clara en los temas relevantes. De verdad, Adriana Muñoz fue clarísima y contundente al señalar temas de relevancia como el tema de la violencia contra las mujeres, el tema del agua, los proyectos aprobados hoy día del 10% y la mirada de la ciudadanía, así como la necesidad del diálogo para construir un país distinto. La verdad, esta reconexión de la política con la ciudadanía, queda reflejado en el discurso de la presidenta del Senado en la cuenta pública».

 

Compartir vía:
Publicado en Noticias.