Presidenta del Senado, Ximena Rincón en sesión especial por crisis migratoria: “La migración es un desafío que Chile debe enfrentar con criterios humanitarios y de Estado”

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

“Como nieta de migrantes, creo que tenemos un desafío importante y tenemos que ser capaces de superar lo ocurrido el 25 de septiembre, respetando a todos y a todas, y hacernos cargo de nuestros niños, niñas y adolescentes que vivieron situaciones absolutamente indignas. Creo que podemos coincidir en que existen situaciones que no se pueden permitir. Sentimos vergüenza de lo vivido en nuestra patria”.

En el marco de la sesión especial sobre proceso migratorio, la presidenta del Senado, Ximena Rincón, señaló que “el Senado de la República dentro de sus principios fundamentales ha consagrado el respeto irrestricto de los derechos humanos, los tratados internacionales y el diálogo como acción política. Y en eso no vamos a transar”.

“La migración es un desafío que Chile debe enfrentar con criterios humanitarios y de Estado, es un fenómeno complejo que nos obliga a todas y todos los actores políticos nacionales, gobiernos extranjeros y organismos internacionales, a que busquemos soluciones integrales para atender efectivamente y de manera humanitaria esta crisis migratoria, cuyo principal responsable es el propio gobierno”, añadió la senadora DC.

Asimismo, la parlamentaria aclaró que “el llamado decidido que hemos realizado ayer como Mesa del Senado y que hoy debatimos en el seno de esta corporación, es precisamente orientado hacia ello. Una solución que sea parte de un proceso de migración con dignidad”.

De igual manera, Ximena Rincón comentó que la Constitución Política de la República, señala en su Artículo 1 inciso tercero que: “El Estado está al servicio de la persona humana y su finalidad es promover el bien común, para lo cual debe contribuir a crear las condiciones sociales que permitan a todos y cada uno de los integrantes de la comunidad nacional su mayor realización espiritual y material posible, con pleno respeto a los derechos y garantías que esta Constitución establece.”

“Acto seguido, la misma Carta Fundamental señala en su artículo 4º que “El ejercicio de la soberanía reconoce como limitación el respeto a los derechos esenciales que emanan de la naturaleza humana. Es deber de los órganos del Estado respetar y promover tales derechos, garantizados por esta Constitución, así como por los tratados internacionales ratificados por Chile y que se encuentren vigentes.”

En ese plano, la presidenta del Senado puntualizó que “este Parlamento debe tener a la vista lo estipulado en nuestra Carta Magna, en primer lugar, estar al servicio de la persona humana, promoviendo el bien común, creando las condiciones sociales que permitan a todos y cada uno de los integrantes de la comunidad nacional su mayor realización espiritual y material posible. Y que  “Los órganos del Estado deben someter su acción a la Constitución y a las normas dictadas conforme a ella, y garantizar el orden institucional de la República.” Señala el artículo 6º de la CPR”.

“Los hechos ocurridos en la ciudad de Iquique el día 25 de septiembre de 2021, son alarmantes, dolorosos y nos avergüenzan profundamente. No son propios de una sociedad que debe acoger, que debe resguardar la vida y la integridad de todos sus habitantes. Y lo digo como nieta de migrantes, creo que tenemos un desafío importante y tenemos que ser capaces de superar lo ocurrido, respetando a todos y a todas, y hacernos cargo de nuestros niños, niñas y adolescentes que vivieron situaciones absolutamente indignas. Creo que podemos coincidir en que existen situaciones que no se pueden permitir. Es necesario encontrar un camino de solución y debatir ese camino, haciendo un reconocimiento al carácter del flujo de las personas que requieren protección internacional; logrando una coordinación internacional de emergencia, que ponga a todas y todos los actores al servicio de las personas que se encuentran en nuestro país y que requieren albergue y acogida”, afirmó.

La presidenta del Senado añadió que el Estado de Chile debe actuar para ayudar a todos los seres humanos, con misericordia y diálogo. Porque la violencia y el discurso del odio no es parte de nuestros principios como chilenas y chilenos.

“Debemos trabajar arduamente en otorgar soluciones concretas y oportunas a las comunidades que hoy están siendo afectadas por esta crisis humanitaria. Y ese será el rol del Senado, como parte fundamental del Estado”, enfatizó

Al respecto, como la senadora Ximena Rincón propone:

  1. Reconocimiento del carácter del flujo de personas que requieren protección internacional
    1. Reconocimiento de la condición de refugiado. El reconocimiento de estas personas como refugiadas, por una parte, asegura que no sean devueltas a su país, y asimismo, les permite integrarse de manera efectiva en el país en donde son acogidas, accediendo al mercado laboral formal, y a los demás derechos sociales. La ley establece que a las personas refugiadas se les otorgará una permanencia definitiva en el país, y una visa temporaria mientras dure el trámite.
    1. Visa Humanitaria especial. Es posible crear por la vía administrativa categorías de visados temporales, como la creación de una visa humanitaria, que permita una residencia segura y regular. De crearse, esta visa podría incluso solicitarse excepcionalmente por aquellas personas que ingresen por pasos no habilitados, y por lo tanto, que se encuentren en situación irregular. Este visado deberá dar prioridad a los casos de reunificación familiar.
  • Coordinación integrada de la emergencia.
    • Acceso al territorio. En las zonas fronterizas, la habilitación de albergues para que las personas puedan pernoctar hasta ser trasladadas a las ciudades. En dichos albergues, iniciar un catastro de personas, junto con el inicio del proceso de habilitación sanitaria para poder movilizarse por el país. Se debe considerar una especial protección en frontera de mujeres embarazadas, niños, niñas y adolescentes, personas en situación de discapacidad, entre otras, e informar a las instituciones pertinentes (Defensoría Niñez, Ministerio de Desarrollo Social, Ministerio de la Mujer) de dichas situaciones.
  1. Atención de emergencia transitoria. Habilitación de albergues en ciudades capitales regionales del norte y centro del país; atención de necesidades básicas: artículos básicos de socorro, entrega de información adecuada y oportuna sobre refugio y legislación actual; potenciar redes de atención salud mental; garantía de integridad física: garantizar la integridad física y psíquica de las personas que han sido desplazadas por la fuerza y que hoy están expuestas a actos racistas, incorporando a las comunidades de acogida en planes para prevenir la discriminación.

Diálogo internacional y local. Creación de mesas intersectoriales regionales para dar una respuesta conjunta a los desafíos locales de la migración, involucrando a los gobiernos locales (Alcaldes, Gobernadores, organizaciones sociedad civil) en la solución; Diplomacia regional: iniciar diálogo con países de la región para coordinar conjuntamente acciones para gestionar la crisis migratoria desde un punto de vista humanitario y político.