Rincón y el Presupuesto 2022: “No podemos reducir el gasto en cualquier área y a cualquier costo”

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Al abordar las prioridades legislativas, afirma que sólo un «milagro» sacaría adelante la reforma estructural de pensiones, pide claridad en las cifras de la ley corta y dice que el cuarto retiro es regresivo.

Dos semanas intensas cumple en la presidencia del Senado, Ximena Rincón (DC) quien asumió el cargo en reemplazo de su par Yasna Provoste -hoy candidata a La Moneda- junto con mantenerse a la cabeza de la comisión de Hacienda y de la mixta de Presupuestos, que a fin de mes debe conocer la propuesta del Gobierno para 2022.

Dos semanas en los que también definió los temas con foco «en las personas» en que espera avanzar en sus siete meses de gestión: reactivación, empleo, PYME, pensiones, descentralización, mujer y recursos hídricos.

– ¿Qué enfatizará en la discusión del Presupuesto 2022?

Entendiendo que el Gobierno, de manera respon­sable puede querer reducir el Presupuesto 2022 para disminuir el déficit fiscal1 esta reducción no puede ser en cualquier área y a cualquier costo. No pue­den desatenderse las PYME1 empleos, mujer, recursos hídricos y pensiones que son vitales para el desarrollo y las familias. Todos dicen que va a haber una baja del gasto, algunos hablan de un recorte del 20%, la pregunta es de dónde se recorta y por eso la reactivación debe ser parte de la discusión. En el informe de ejecución presupuestaria del fondo de emergencia transitorio a julio, uno se da cuenta que hay ámbitos donde la ejecución es cercana a cero. Por ejemplo, en traba­jo, Sence, reconversión de subsidios o proempleo, la ejecución es cercana al 20%. Algo no se está haciendo bien, no puede ser que todo el esfuerzo esté en las transferencias directas como IFE y bono clase media, con 170% de ejecución presupuestaria, mientras programas importantes no se estén ejecutando como la reconversión de empleos.

Vamos a tener pronto las explicaciones del Gobierno, muchos van a decir que la urgencia y la pandemia les hizo concentrar su trabajo en otras áreas.

– ¿Qué explicaciones pedirán?

-No es posible que en áreas como el ministerio del Trabajo que tiene que dedicarse a temas de reconversión y empleo tenga una ejecución del 20%. No es posible que no exista a la fecha un plan reactivador que se haga cargo de esos 800 mil puestos de trabajo que se perdieron. La pandemia hizo que nos re­convirtiéramos digitalmente y que hay puestos de trabajo que no son necesarios ya, pero ¿a esa gente la vamos a dejar botada o la vamos a capacitar? Nosotros sabe­mos que de la cantidad de empleos que se recuperaron en un porcentaje altísimo son informales. ¿Vamos a apostar a la precariedad? Creo que no. El desafío es cómo lo hace­mos para que los ministerios trabajen coordinadamente y lo digo como ex ministra del Trabajo, siempre se mira a ese ministerio con la responsabilidad del empleo y, en verdad, es de responsabilidad del ministerio de Economía

y el de Hacienda.

– ¿Existirá un fondo especial para el próximo gobierno?

– Cualquier gobierno que deja su mandato y que vivió este mismo proceso, es necesario que entregue un fondo de libre disponibilidad al entrante. Eso no debe ser un tema de discusión y tampoco respecto del monto que debe ser similar a los últimos. La diferencia es que ahora estamos en pospandemia y post estallido social; y con una constituyente en curso.

Una ley no tan corta -¿Tiene alguna viabilidad la ley corta de pensiones anunciada por el Gobierno?

– Espero que el Gobierno entienda que no puede ser tan corta la ley y debiera poner sobre la mesa puntos que le hemos señalado. Lo que hace el Gobierno con enviar esta ley es reconocer que ya no se hizo la gran reforma de pensiones que el país requiere y, por otro lado, consolida lo que fue la reforma de pensiones de la presidenta Michelle Bachelet al establecer este Pilar Solidario. Pero el Gobierno desaprovecha en estos siete meses que le quedan, la oportunidad para abordar algo que le hemos demostrado con números que es así, y es que las tablas de mortalidad, desde el punto de vista de cómo las utiliza la autoridad, afectan el monto de las pensiones al momento

de jubilarse. Lo lamento, perdemos una oportunidad de mejorar hoy, no en diez años, las pensiones.

– ¿La reforma estructural quedó para el próximo Gobierno?

– Tendría que suceder un milagro para que avance. La comisión de Trabajo rechazó casi todas las normas que el Ejecutivo tenía en su proyecto para provocar una mixta y en Hacienda estamos revisando los números. Está más que sincerada la situación: este Gobierno ya no hizo, por tiempo, una reforma estructural y lo que sí puede hacer es una ley corta que mejore la PBS, estableciendo ojalá una pensión básica universal y un cambio a la forma de cálculo del actual sistema que mejore las pensiones.

– ¿Siguen sus dudas sobre la forma de financiamiento?

– La pregunta que vamos a hacer es si están calculando sobre la base de los actuales pensionados o los que podría incluir, y si ese costo va de la mano de alguna ley de exención tributaria que permita ingresar recursos al fisco.

Todavía no hay un texto, es solo un anuncio y esperamos esos detalles, pero una de las exenciones que debe estar sobre la mesa es la ganancia de capital.

¿Tiene definido su voto por el cuarto retiro si llega al Senado?

La situación del cuarto retiro es absolutamente distinta de cuando impulsamos el primero. En esa oportunidad, no teníamos IFE universal no había las ayudas económicas que logramos como el bono PYME, por tanto, la situación del país y las personas es distinta. Los datos señalan que hay más de cuatro millones de personas sin dinero en sus cuentas. A quién beneficia este cuarto retiro es a quienes tienen más recursos y es regresivo.

«No voy a poner en tabla el TPP-11»

¿Que va a pasar con el TPP-11, es partidaria de ponerlo en tabla?

No esta dentro de los temas que tengo como prioridades legislativas. Lo que sí estoy haciendo es reunirme con las organizaciones que están en contra y a favor tratado. Estamos levantando información con del asesores sobre las materias que se cuestionan mis para ir analizando  punto por punto la situación.

– ¿Por qué?

Porque yo no lo voy a poner en tabla de aquí a marzo, no está en las prioridades, pero en minuto esto va a ser discutido en el Parlamento algún y debemos tener clara la panorámica respecto a que este acuerdo significa. Perú lo acaba de lo aprobar y Nueva Zelanda también, Inglaterra y China ma­nifiestan su interés de entrar y nosotros debemos tener claridad de los efectos positivos y negativos que tiene, despejar las dudas o confirmar los repa­ros que el acuerdo trae aparejadas.

Cuando escucho al excanciller, Heraldo Muñoz, señalar que no corresponde hacerlo, entonces, uno dice por qué si él fue quien lo negoció. Eso hace saltar las alertas sobre lo que el tratado significa.

Banco Central: «Debiera tener más mujeres y preocuparse también del empleo»

Aunque no comparte la mirada Rosanna Costa, considera un de tremendo signo» si llega a presidir el ente emisor.

– ¿Cómo evalúa el rol del Banco Central ante las crisis y las críticas por subir la tasa? ¿Comparte los cuestionamientos del PC?

En esto no sigo al PC, más bien me asesoro por otros expertos, leo con mucha atención a Robert Zahler. El Banco Central tiene un rol que es controlar o la inflación, nadie puede perderse en aquello, y siento que ha sido mucho más severo que lo que ha hecho EEUU en este escenario similar y, obviamente, efectos de haber subido la tasa han pegado a las los pensiones y los fondos D y E, por tanto, hay consecuencias. Y siento que el banco se ha olvidado de un aspecto fundamental, que es el empleo.

– Pero eso se debe al mandato expreso que tiene el BC de preocuparse de la inflación…

El mandato preocuparse del de banco la es inflación claro, … está bien, me gusta autonomía, es una institución que debemos cuidar u no poner en riesgo, pero hoy tenemos que mirar el conjunto de las decisiones que se toman y los efectos que tienen no se pueden encapsular. Las consecuencias de sus medidas están a la vista, le pegan a personas y probablemente es parre de la discusión las que tenemos que hacer con el propio Central, que miren lo que ocurre en el resto del mundo y no ser tan rígidos en las decisiones.